Zona Este

Sin duda, la zona este es la que aglutina más monumentos de tipo defensivo-militar de la isla. Ello es lógico si tenemos en cuenta que el mar era la única entrada a Menorca años atrás, y que el puerto de Mahón fue el más codiciado de la isla, por estar situado en un punto estratégico y por sus características que permitían un atraque seguro.

Por tanto, se hizo imprescindible defender la entrada al puerto. Aquí encontramos la Fortaleza de la Mola, el Hospital Militar de la isla del Rey, el Lazareto, la Base Naval, las torres de Cala Teulera y Felipet, … y hacia la bocana, el Fuerte Marlborough, el Castillo de San Felipe y la Torre d’en Penjat, entre otros.

Torre de Addaia

.

Addaia, un pequeño y encantador puerto con una de las torres de defensa costera mejor conservadas. No se puede acceder a su interior, pero se puede visitar exteriormente.

.

Sa Mesquida, situada al norte, conserva una torre de defensa, si bien al ser de propiedad privada, no puede visitarse; eso sí, podemos verla desde la carretera que nos lleva a la playa de Sa Mesquida.

Torre de la Base Naval

Mahón, en verdad, merecería un capítulo aparte para nombrar los diferentes elementos y edificaciones defensivo-militares que posee. Desde la base naval hasta el conjunto megalítico de Trepucó. En el mismo puerto podemos ver: la Base Naval ya mencionada, la Isla del Rey, el Lazareto, la Fortaleza de la Mola y las torres de defensa de Sa Teuleura y Es Felipet. Ya dentro de la población de Mahón, hay que destacar la plaza Bastión, que conserva un bastión de las antiguas murallas de la ciudad.

Talaiot de Trepucó

Fuera del casco urbano se encuentra el poblado talayótico de Trepucó, donde además de poder admirar el recinto de taula, casas talayóticas, etc., también podremos observar un gran talaiot.

.

.

Galerías en la Mola

En la bocana del puerto de Mahón se sitúa la población de Es Castell, lugar también cargado de historia ya que era el primer punto de entrada al puerto mahonés, y por tanto, el mejor lugar para erigir su defensa. Aquí se sitúan el Fuerte Marlborough, el Castillo de San Felipe y la Torre d’en Penjat. En Es Castell encontramos en su plaza explanada los antiguos cuarteles, la mayoría bien conservados. En uno de ellos, Cala Corb, se encuentra el Museo Militar de Menorca, que nos presenta un recorrido por la historia isleña.

.

Torre medieval Binifadet

En el término municipal de Sant Lluís hay diferentes torres de defensa y atalayas que merecen la atención. Una de ellas en la entrada del pueblo, formando un conjunto con la casa residencial, pero que todavía puede distinguirse con claridad. Su particularidad es que es una torre medieval, su objeto no era la vigilancia costera, sino permmitir a los payeses guarecerse y defenderse de los ataques, principalmente, berberiscos. Otras dos torres se encuentran en la costa: Alcafuar y Punta Prima (también llamada de Son Ganxo), éstas de defensa costera.

Anuncios