Torres y Atalayas

Las torres y atalayas fueron elementos esenciales para la defensa de Menorca. Si como ya se mencionó, en la antigüedad fueron los “talaiots” quien ejercía esta tarea defensiva, a partir del siglo XIV, fueron las torres situadas estratégicamente, las que ejercieron esta labor de vigilancia y defensa.

.

Las torres que podemos ver en Menorca, se dividen en tres grupos:

  • Torres medievales
  • Torres atalayas
  • Torres de defensa costera

Detalle de las torres y atalayas de Menorca
(del libro “Torres Defensivas de Menorca” de Fco.Fornals)

Las torres medievales

Son las más antiguas de Menorca y muchas de ellas podrían datar del siglo XIV, aunque algunas pudieran ser anteriores.  Se situaban cerca de las casas rurales para permitir a la gente del campo poder guarecerse y defenderse, principalmente, del ataque de los piratas.

Al ser mayoritariamente de carácter particular no existen, por lo general, referencias documentales; ahora bien, en algunos casos se han encontrado documentos de solicitud de licencias para realizar otras construcciones sobre ellas, etc., lo que nos deja situar unas fechas aproximadas.

Ejemplo de ellas son: Torre Saura (Ciudadela), Torre Binixiquet (Binixica), Torre Sargoçam (Binidalí), … Otras torres medievales las podemos encontrar actualmente formando parte de las edificaciones del predio, reformadas como viviendas, siendo por ello, difíciles de distinguir. Uno de estos casos lo encontramos en Torre d’en Galmés, totalmente desaparecida de forma visual entre las estructuras que hay edificadas.

Las torres atalayas

Se construyen entre los siglos XVI y XVII, y surgen como un medio defensivo contra la práctica generalizada de la piratería, ya que es una época de máxima conflictividad en el mediterráneo entre el imperio Otomano y el Español.

Muchas costas del litoral mediterráneo, y en especial las islas, se protegieron con este tipo de torres, cuya finalidad era alertar de la llegada de posibles enemigos. En Menorca, la red de atalayas de la costa transmitía sus avisos por medio de fuego o humo a las poblaciones cercanas, que debían ponerlo en conocimiento del gobernador. Este dispositivo permitía preparar una mejor defensa a un posible ataque.

Ejemplos de atalayas son: la atalaya de Monte Toro (Monte Toro), la atalaya de Binisermenya (en la estación naval de Mahón) o la atalaya de Artruix (al sur de Ciudadela). Muchas torres de este tipo se encuentran en mal estado o desaparecidas.

Las torres de defensa costera

Se construyeron a finales del siglo XVIII y tenían como finalidad impedir el uso de los fondeadores de la isla a las escuadras que pretendieran desembarcar (cabe recordar que durante este siglo, Menorca fue de dominación inglesa, francesa y española).

Se construyeron unas 15 torres, unas por españoles y otras por los ingleses. La estructura de este tipo de torres era más robusta que las anteriores, ya que debían resistir al ataque y fuego de los navíos.

Ejemplos de torres defensivas son: Torre de Alcaufar (Alcaufar), Torre de San Nicolás (Ciutadella), Torre de Fornells (Fornells) o la Torre de Addaya (Addaia), entre otras. Muchas de ellas se encuentran hoy día restauradas.

 

          Torre de Addaia                       Torre de Fornells             Atalaya de Monte Toro         Torre Sta. Agueda

        Torre de Sa Talaia                 Torre Cala Teulera                  Torre d’en Penjat                   Torre de Son Ganxo

Para ver todas las fichas existentes sobre torres y atalayas, desplegar menú “Torres y Atalayas” o ver menú “Otros contenidos” en la zona derecha del blog.

——————————————————————————————-

Bibliografía:
Talaies i torres de defensa costanera, de Joan C. Nicolás Mascaró
Torres defensivas de Menorca, de Fco. Fornals
Torres de defensa y atalayas de Menorca, de Fco. Fornals
Anuncios